Histeria y cartas de amor

Histeria y cartas de amor

Hay una relación entre la histeria y las cartas de amor, y ¿quién no ha escrito o recibido una carta de amor? Las cartas de amor siempre fueron puentes, lazos entre enamorados obligados por alguna circunstancia a permanecer distantes. A veces, basta una separación de apenas horas; aun así la necesidad de escribir para declarar sentimientos se vuelve imperiosa. “No tengo palabras”, suele decirse cuando la emoción es muy fuerte. En la carta de amor, si no se las tiene, se las busca hasta encontrarlas, porque, tal como le escribió una vez el romántico Víctor Hugo a su enamorada Adèle Foucher: “Tienes razón. Hay que amarse y luego hay que decírselo, y luego hay que escribírselo y luego besarse en los labios, en los ojos, en todas partes”.