I'm zorry
Tips para escribir:

¿Qué tal si aprovechan el libro o el artículo que acaban de leer? Si quieren saber como Tips para escribir

Información adicional

Sobre Gloria

Gloria Gitaroff

¿Por qué esta página? Para que muchos más sepan de qué manera ayudo a escribir trabajos científicos, tesis, tesinas, TIF y demás escritos académicos de grado y postgrado que tantos sufrimientos ocasionan. Son "Las desventuras del conocimiento científico" (sí, como el título del libro de Klimovsky). Escribo desde siempre y, desde que tuve edad y conocimientos suficientes, también escribo sobre psicoanálisis.Como psicoanalista, además de mi trabajo en el consultorio, me interesa investigar las dificultades que aparecen a la hora de escribir. Como escritora de ficción, de ensayos o de notas para los medios, vivo esas dificultades todos los días.

Soy una lectora desordenada y ávida cuando leo literatura, y prolija y sistemática con los trabajos científicos, que leo porque sigo estudiando, y por mi habitual pertenencia a comités editores de revistas psicoanalíticas. Doy seminarios y acompaño a colegas y estudiantes a escribir. De la experiencia acumulada nació mi libro Claves para escribir sobre psicoanálisis - Del borrador al texto publicado y, según me dicen una y otra vez, les resulta de gran ayuda.  > LEER MÁS

Claves para escribir sobre psicoanálisis - Del borrador al texto publicado, Gloria Gitaroff                             
Letra Viva, 2010                                                                                                                                    Portada Claves para escribir sobre psicoanálisis

Contratapa:
¿Por qué a todos nos cuenta tanto escribir? ¿Qué clima se crea cuando se escribe con frases largas? ¿Hasta cuándo hay que corregir un escrito? ¿En qué se diferencia un escrito psicoanalítico o académico de uno literario?
De tales cuestiones (y de muchas otras) habla este libro, ya que escribir es formularse todo el tiempo preguntas sobre las que tomar decisiones pequeñas, acerca de si mejora el sentido una coma o un punto y coma, o decisiones grandes. De esas decisiones depende que un texto exprese cabalmente nuestros pensamientos.
Se trata de un libro útil, ameno y original, que enlaza con soltura el psicoanálisis y su clínica a la literatura. Les interesará a los estudiantes y a los autores con experiencia, ya que se propone como una práctica herramienta para tener a mano a la hora de escribir trabajos teóricos o historiales, viñetas, informes de supervisión, notas para la prensa o libros sobre psicoanálisis, y prepararlos de manera adecuada para lograr su publicación. Click en la tapa para leer más >

I'm zorry

Empecé el año leyendo un libro increíble, un libro sobre rock, aunque no le hago justicia diciendo rock, es una platea en primera fila a un mundo de música ligera, de say no more, a través de los ojos de alguien que las vivió de adentro.

Si cada ciudad tiene su música,  Buenos Aires tiene el tango pero también el rock, y este libro se abre  en ese mundo múltiple de la música y los sabores, los viajes, el tour es musical, pero con igual curiosidad, Fabián  nos lleva a comer en cada lugar, a descubrir recetas  y misterios para luego trasladarlos a su propios restaurantes, creador a ultranza de lugares inesperados y exquisitos.

Quinteiro cuenta, como al pasar, que ser músico no es nada fácil, nos hace  un lugarcito fugaz en cada momento de angustia y de preocupación, y apenas unas líneas al pasar para decir que todo cuesta mucho trabajo y  mucho esfuerzo, tanto ser músico como abrir  y hacer lograr que un restaurant permanezca y cuando se corre de ese lugar de modestia le pasa el teclado, esta vez de la computadora, a algún amigo para que tome la posta y cuente  lo que él prefiere no decir o de sí mismo.

Al mismo tiempo,a la hora de reconocer a los grandes no pierde la inocencia ni los ojos nuevos del espectador, como si jamás se hubiera subido a un escenario.

 

También disfruta del fútbol, y pasó por la dirigencia de Boca, más por curioso que por interesado en esas lides. Todo el tiempo logra encuentros con gente y situaciones increíbles, cercano a Charly,  conocido de Maradona, o  encuentrando a sus ídolos de la música comprando instrumentos, y charlando con ellos.  Lo atribuye a la casualidad, pero también es verdad que si fue la casualidad no la dejó pasar, y hay que contar también con que algo hará que los demás quieran estar con él.

No creo que sea simple suerte, y casi me convence como en esos versos que tanto me gustan, en los que dice Corbacho: “un minuto más tarde, unos metros después/un error del lenguaje /me trajeron aquí.”

Algunas cuentas pendientes emergen cada tanto, necesita mencionarlas, pero como si calibrara la bronca, las suele  atenuar  diciendo que los quiere a pesar de todo.

Deja el primer plano para Charly, Spinetta y Cerati, los  verdaderamente grandes y se pone en espectador para escuchar a Paul McCartney, única vez que se vuelve serio y dice que es un beatle, otra dimensión.

Y el libro se abre, en ese mundo múltiple y doble a la vez, de las sonidos y la  música y los gustos, perfumes y sabores, y nos deja el rastro exacto de los lugares donde comió comidas memorables, para que vayamos a disfrutarlas, alguna que otra receta que supo conseguir,  y el lugar de Vicente López donde se comen las más crocantes medialunas; y donde es posible encontrarlo de vez en cuando. El tour incluye también las variantes más insólitas de otra de sus debilidades, las pizzas y donde encontrarlas.

Cómo no ser así con ese padre, que, con lo fundamental que es el padre en la vida de alguien, y el suyo fue un padre que lo apoyó a ultranza, más allá de que la música no era lo suyo, y más allá también de que su hijo, como cualquier adolescente, no era fácil de entender y sobrellevar. Del padre heredó la gastronomía sencilla y supo llevarla a regiones exquisitas Pero además están la madre y las tías, sus fans irreprochables, y su agradecimiento sincero por todos ellos, no hay nada que hacer, Fabián es agradecido.

Un libro original, sutil, que, como músico que es deja la nota más alta para el final, y después, el bis.

Para mí, que no viví esa época desde adentro, es la oportunidad generosa de vivirla de este modo.  Los otros, los que sí la vivieron, dirán  otras cosas seguramente.Me queda ese gusto de alguien  apasionado por vivir, la mirada curiosa que nos lleva por un tour inesperado pero no solo por lugares sino por la gente y cómo ve él  la gente. No dice una sola vez la palabra pasión porque no la necesita: la muestra cuando cuenta cómo cocina, o lo que disfruta recorriendo Nueva York  con Charly comprando instrumentos y llevándose  menús para su colección.

I'm zorry - the gourmet rock Tour, 
de Fabián von Quintiero 
Editorial Planeta
2014